Consulte hoy mismo: +34-924111903 // Whatsapp: +34 656 699 716|area@areaabogados.com

Recuperación de las Costas Judiciales: ¿Ganancia Patrimonial?

/, Noticias - General/Recuperación de las Costas Judiciales: ¿Ganancia Patrimonial?

Recuperación de las Costas Judiciales: ¿Ganancia Patrimonial?

Las costas judiciales son los gastos en que incurre cada una de las partes que se ven inmersas en un proceso judicial. Los gastos más comunes suelen ser las tasas judiciales, coste de abogado y procurador, aunque, en su caso son también incluibles los gastos de peritos u otros profesionales necesarios para el procedimiento.

¿Quién paga las costas judiciales? Los obligados al pago de las costas judiciales son los propios clientes, es decir, que cada parte debe soportar el pago de las tasas y gastos de los profesionales que libremente contrate. Sin embargo, como bien es sabido, la terminación de los procedimientos judiciales puede conllevar la condena a una de las partes (normalmente la vencida) al pago de la totalidad de las costas judiciales. Es decir, que el condenado al pago de las costas judiciales deberá abonar, además de las generadas por él mismo, las de la otra parte (con los límites establecidos en la ley).

web ÁREA: pago costas judiciales

Esta noticia deviene a raíz del último criterio adoptado por la Agencia Tributaria, que sostiene que el vencedor en un procedimiento judicial a quien la parte contraria le abona el importe correspondiente a sus costas judiciales, deberá incluir el importe recibido por tal concepto en la base liquidable del IRPF correspondiente.

Así el importe que cualquier litigante reciba en concepto de costas judiciales deberá declararlas en la correspondiente declaración del IRPF como ganancia patrimonial, sin que por el contrario pueda deducirse los gastos previamente abonados en concepto de abogado y procurador al ser considerados como gastos de consumo.

web ÁREA - costas judiciales

En consecuencia y llevado a la práctica quien se vea en un procedimiento judicial:

  • Deberá abonar los costes de tal procedimiento judicial (su abogado, su procurador, tasas, etc).
  • Si obtuviera resolución favorable que condene a la parte contraria al pago de las costas, podrá repercutir las costas previamente abonadas (con los límites legales) al contrario.
  • El importe de las costas recuperadas, previamente abonadas, deberán ser declaradas como incremento patrimonial.
  • No se podrá deducir las costas previamente abonadas por considerarse gastos de consumo.
  • Por lo tanto se declararán como ingresos importes que previamente fueron abonados y que en la práctica supone una recuperación de los mismos.
  • En definitiva,
una sentencia favorable con condena en costas deberá declarar en IRPF ese importe recuperado Clic para tuitear
  • Diferente sería el hecho de que se obligara a declarar por el exceso entre lo abonado en concepto de gastos judiciales y lo recuperado en concepto de costas, si este último importe fuera mayor. En ese supuesto si podría entenderse que existiría ganancia patrimonial, sin embargo en el caso de que los gastos judiciales previamente abonados fueran iguales o superiores a los recuperados en costas, la ganancia patrimonial resulta inexistente.
  • La condena en costas viene pensada para conseguir que quien se haya visto obligado a defender sus derechos judicialmente, de verse estimadas sus pretensiones, quede indemne, es decir, que pueda recuperar o conseguir tanto sus derechos como el coste que le habría supuesto verse en un procedimiento judicial, sin embargo con el nuevo criterio de la Agencia Tributaria, aquella persona que se vea obligada a defender su posición en juicio y obtenga resolución favorable con costas a su favor, verá mermada su situación al tener que declarar como ganancia patrimonial un importe que en realidad no lo es, puesto que ese importe fue adelantado previamente por el contribuyente.
2016-06-14T08:15:51+00:00 junio 14, 2016|Jurídico, Noticias - General|0 Comments