Consulte hoy mismo: +34-924111903 // Whatsapp: +34 656 699 716|area@areaabogados.com

Mesa&Mantel con Desirée Fernández, Emilio Hurtado y Jesús Martínez

//Mesa&Mantel con Desirée Fernández, Emilio Hurtado y Jesús Martínez

Mesa&Mantel con Desirée Fernández, Emilio Hurtado y Jesús Martínez

UNA MESA CON MUCHO ARTE.-

 

Lo primero que surge en una comida donde coinciden tres artistas como Desirée Fernández, artista plástica de Don Benito; Emilio Hurtado pintor también de la localidad; y Jesús Martínez, ceramista asentado en la zona hace ya muchos años, en un despacho de abogados compartiendo platos y vinos con abogados y empresarios, es que la mezcla es, cuando menos, curiosa, sorprendente y diferente o especial. Y esa misma sensación que tuvimos todos ya servía para explicar qué es Área Abogados y Asesores como Firma, que venía coincidir con la singularidad de visión y de ejercicio de cada uno de nuestros invitados.

 

Lo segundo que nos saltó a todos los presentes, ya roto el hielo y en agradable y chispeante conversación, es que resulta muy fácil llegar a conclusiones y reflexiones interesantes y productivas sobre un tema cuando convocas en una mesa a quienes entienden y son expertos en él. Al final como decía Galeano saber más o ser más culto no depende de los libros que lees sino de tu capacidad de escuchar al otro. Y precisamente escuchando a estos artistas de nuestra tierra, de nuestra ciudad, de aquí al lado pero capaces de competir y destacar en cualquier parte del mundo, uno entiende un poquito más de arte, de sus visicitudes, de su pasión, de su talento y su esfuerzo, pero sobre todo uno se convence de que merece la pena atender y escuchar para distinguir caminos y oportunidades. Y se trata de hacer este ejercicio para descubrir qué hacer y cómo hacerlo, en lo que se refiere al arte y a cualquier cosa de la vida.

 

 

Y no menos llamativo es comprobar que detrás de cada artista y persona hay una historia singular y aspiraciones y afán de crecimiento y superación, y una actitud de inquietud incesante. Aunque todos ellos tienen que complementar su dedicación al arte con otras actividades relacionadas pero que también les permitan esa mínima estabilidad que a veces la realidad le niega al talento en muchas de sus formas. Sigue siendo llamativo que les cueste ser profetas en su tierra y que echen en falta espacios donde aportar y sumar y donde sentirse escuchados. Incluso lo intentamos con la definición de arte y nos dieron sus variadas y justificadas visiones al respecto, pero sobre todo coincidimos en lo mucho que se puede hacer por el arte y lo mucho que el arte puede hacer por la sociedad en general y, por ejemplo, por la educación en particular. Y en concreto resaltó la importancia de espacios para el arte gestionados con criterio y con profesionalidad, y en cierto modo con y por gente del arte o al menos con su implicación y participación.

 

 

Y entre todos estos temas y por ellos o con ellos fueron sucediéndose los platos de Alberto que mantuvieron el nivel “artístico” y gastronómico de siempre pero que ya apuntaban y llamaban a la primavera: excelente el Tartar de atún, aguacate, caviar de aceite de oliva; y muy especial y fresca la Ensalada de tomate, sardina ahumada, tomillo y albahaca; también muy oportuno y en un punto perfecto y agradable a todos los paladares el Magret de pato asado, mermelada de higo y fondo untuoso de carne; y un postre sencillo pero acertado de Crema semidulce de mascarpone, y fresas con vinagre balsámico y aceite. Cada comensal destacó y eligió uno de los platos y no coincidimos en los favoritos pero sí en el fantástico tono general.

 

 

Comida y vino bien explicados y maridados con esmero fueron un estimulante idóneo para terminar en objetivos y proyectos comunes desde la ambición de impulsar el arte como mensaje, como vehículo social y de educación y como entorno de sensibilidad y talento y compromiso con valores muy necesarios. Y todos disfrutamos de la experiencia porque Área le abrió decididamente las puertas al arte con sus artistas y a los artistas con semejante arte; y ellos descubrieron que el derecho también tiene y necesita su arte para llegar más y mejor a su destino de servir y contribuir a un mundo mejor. Ambos nos necesitamos para marcar la diferencia porque el talento y la ilusión siempre se encuentran y se apoyan.

 

 

 M&M Desiree Fernandez Emilio Hurtado Jesus Martinez

 

 

 

 

 

 

2018-05-03T10:48:24+00:00 mayo 3, 2018|Mesa&Mantel|0 Comments

Leave A Comment