Consulte hoy mismo: +34-924111903 // Whatsapp: +34 656 699 716|area@areaabogados.com

Mesa&Mantel con Antonio Ibarra, Cayetano Polo y Obed Santos

//Mesa&Mantel con Antonio Ibarra, Cayetano Polo y Obed Santos

Mesa&Mantel con Antonio Ibarra, Cayetano Polo y Obed Santos

Mochi de mango con frutas de temporada.

Y SI NOS COMEMOS LA POLÍTICA…

 

Pues sí, nuestro siguiente atrevimiento ha sido juntar en una mesa a los principales referentes de la nueva política y de los nuevos partidos de nuestra región. Pero sobre todo a políticos personalmente cercanos a nosotros por vínculos completamente ajenos a la propia política. Y como no podía ser de otra manera surgió una conversación fresca y agradable, variada e intensa, con complementariedades y sin polémicas estériles. Y la comida nos sentó fenomenal, el vino mejor, y la cerveza artesana Walo siempre es garantía de sorpresa y con ella va uno de nuestros mensajes favoritos: mezclar tradición y modernidad, artesanía y vanguardia.

 

El caso es que entre sopa de tomate con sardina ahumada y huevas, y el tiradito de salmón con ajo blanco y perlas de aceite, y el magret de pato asado con romescu y rúcula, tocamos muchos temas clásicos y menos clásicos. Y extrajimos varias conclusiones acompañadas de curiosas sensaciones mientras tratábamos de arreglar el mundo (ese deporte nacional muchas veces tan improductivo): una cosa son los políticos y otra la política; los políticos no hacen lo que quieren ni todo lo que pueden sino lo que la política y el sistema les deja, o sea, el sistema es una excusa donde llegan a diluirse muchos de sus excelentes propósitos, porque la Administración es una excusa para la propia Administración; llegas con el ánimo de cambiar cosas y al final corres el riesgo de que las cosas de la política te cambien a ti sino andas firme y resuelto… Pero a mí de ellos me gustó especialmente una idea en la que todos coincidimos: los partidos políticos, las empresas, allí donde estamos deberían ser instrumentos (seguramente no ideales ni perfectos) para mejorar las cosas, herramientas para aportar valor de verdad.

 

 

Y aunque naranja y morado parece que no combinan bien os aseguro que en nuestra mesa hubo mucho color del bueno, y hacían mezclas interesantes y atrevidas, y coincidían en colores clásicos y llegaban a tonalidades comunes muy innovadoras y prometedoras. El análisis de la vieja política tenía como denominador común el gris y las dificultades para avanzar casi tiraban a negro, pero ambos se aferraban a la viveza de sus colores sin despreciar el atractivo del otro donde eran capaces de apreciarlo. Y aquí otra esperanza: huir del “forofismo político”, ese espíritu ultra futbolero que hace que todo lo propio te parezca maravilloso sólo por eso y todo lo del partido de al lado sea detestable y reprochable por esa misma razón.

Y coronamos con el Mochi de mango con frutas de temporada, de lo más rompedor y sugerente, lo más novedoso de los platos para una mesa donde corroboramos algo de siempre que nunca de ser especial: la clave son las personas y hay fantásticas personas intentando hacer cosas buenas en política hasta donde la política les deja.

 

 

Y para la sobremesa con el café dejamos claro el discurso de siempre de nuestra Firma y sus inquietudes y aquello de hacer que lo de siempre sea diferente y que lo diferente marque la diferencia. Y reivindicamos el cartel de “no molestar” cuando se trata de facilitar la producción y el crecimiento empresarial y dar impulso a la actividad económica.

 

La comida de Polo Opuesto al máximo nivel de siempre, pero lo que mejor sabor de boca me dejó esta vez es que hay compañeros que nunca dejan de serlo aun en política y por la política. Y que cuando hablamos nos entendemos y si nos entendemos hay caminos en común que recorrer. Sobre todo cuando se pone el foco en servir y no en servirse.

 

 MesayMantel Ibarra, Obed y Polo

 

 

 

 

 

 

2018-07-20T07:36:44+00:00 junio 18, 2018|Mesa&Mantel|0 Comments

Leave A Comment